Los tapones para los oídos son necesarios en el modo de vida moderno de occidente. Los 2 grandes usos de estos tapones auditivos específicos para tapar los oídos, son para evitar que entren ruidos molestos o para evitar que entre agua. En cualquiera de los casos, los tapones funcionan como protectores auditivos.

Tapones para evitar el agua en los oídos

El agua puede entrar en los conductos auditivos, y si somos sensibles a sufrir infecciones y otras molestias similares, debemos impedirlo.  El caudal potencial de agua es menor en la ducha, y mucho mayor en el mar o la piscina. El riesgo de que entre agua en el mar sobre todo, es mayor si pasamos mucho tiempo debajo del agua, como por ejemplo buceando o practicando submarinismo. Evidentemente, si sólo nadamos por la superficie debemos tomar menos precauciones. Los tapones para nadar son muy demandados.

Es importante apuntar que depende en gran medida de la persona, hay mucha gente que no necesita tapones para impedir la entrada del agua en ninguna de estas situaciones. Y otros que son propensos a padecer infecciones, e incluso tener que recurrir al otorrino, visita que se puede evitar utilizando tapones para nadar.

Tapones para evitar ruidos

Los tapones para dormir son los más vendidos cuando el ruido es un problema. Los ruidos nocturnos habituales dificultan conciliar el sueño a parte de la población, sobre todo en las grandes ciudades, o en épocas festivas especialmente.

También hay personas que les cuesta más conciliar el sueño cuando duermen fuera de su casa. Por ello, dormir con tapones auditivos esporádicamente cada vez es más habitual.

Para no oír ruidos molestos también se utilizan para estudiar, para ir en moto o avión, y sobre todo cuando el número de decibelios se acerca a los 55, que son los que el oído humano pueden llegar a soportar.

Tipos de tapones para los oídos

Dada la morfología y sensibilidad de cada oído y cada oreja, el mercado de tapones auditivos es muy amplio en cuanto al material con el que están fabricados:

O por el color de los tapones:

Un caso especial son los tapones con cuerda, en los que vienen unidos entre sí los dos tapones. Así hacemos más difícil que se pierdan, sobre todo en la piscina o en el mar.

Protectores auditivos para el trabajo

Existen ciertos trabajos en los que el uso de protectores auditivos es imprescindible. Estamos hablando de trabajos en los que la maquinaria hace mucho ruido, sobre todo en fábricas. También los músicos y sus ayudantes en los conciertos, por ejemplo.

En estos casos, unos tapones auditivos no son suficientes. Se utilizan protectores auditivos de diadema, también llamados orejeras de protección antiruido.

Video sobre los tipos de protección auditiva actuales: